Horóscopo 2011

7 Oct

Mis horóscopos nunca son buenos. Ni tan siquiera en mis cumpleaños. Usualmente, las predicciones genéricas están ahí: tendré un carro, tendré dinero, me invitarán a una fiesta, etc. Pero a la mitad de la tirada, empiezan las muecas de disgusto: “No se te cumplirá eso que quieres”; “No, realmente no veo a nadie a tu lado. Jum…”; “Alguien te está prendiendo velas. Una mujer envidiosa”; “Tienes algo…. En el brazo. ¡Un mosquito! Ah, no, un lunar. Pero nena, qué lunar más grande ese. Me confundió”.

(True story)

Hoy fui a Walgreens a hacer lo que todo puertorriqueño y puertorriqueña hace en la farmacia a las 3 de la tarde: compra. Con un paquete de pan y una caja de cereal en la mano, no me fui sin antes de pasar por la sección de las revistas. Para mi sorpresa, Walter Mercado ya había sacado su horóscopo para el 2011, así que hice lo que todo puertorriqueño y puertorriqueña hace en la farmacia a las 3 de la tarde: soltar mis tereques y leer la revista allí mismo, para no tener que comprarla. Y allí, con una tipografía Comic Sans 10.5, estaban las palabras de Walter para mi signo. Respiré profundo y me dije “a ver qué desastre me depara el 2011”.

Según el astrólogo los piscianos tendremos un buen año: el dinero no faltará (gracias a Dios, porque si mi ATH ve otro cero más se va a creer sortija de compromiso), habrán importantes propuestas profesionales y la salud está bien aspectada. Pero ahí, en una oración, estaba el pequeño asterisco que convierte una predicción placenteramente genérica en una sentencia ominosa: refraseando, nadie te va a amar como tú quieres que te amen. ¿O era “como tú piensas”? Bueno, algo así.

Esa pequeña oración me dejó pensando. Mi madre dice que muchas de las razones por las cuales las personas se frustran en sus relaciones amorosas es porque todos y todas tenemos una idea / fantasía de lo que es el amor. Esta idea fantástica del amor, obviamente, nunca coincide con la realidad, por lo que terminamos llorando, peleando y mandando 5 mensajes de textos a la persona que suele contestar con dos palabras. Yo creo que todos / as pasamos por esa experiencia. Sin embargo, cuando nos damos cuenta de que nuestro otro significante no lee nuestra mente y, mucho menos, sabe lo que sentimos sólo al mirarnos, nuestras fantasías reciben una dosis de realidad necesaria. Así, de la idea de “yo quiero al príncipe que me trate como una princesa” terminamos con “sólo quiero conocer a alguien sincero, con buen sentido del humor y que no sea alérgico al teléfono”. Más o menos.

No obstante, hay un largo trecho entre acabar con la idea fantástica del amor de cuento de hadas y aceptar a alguien que te va a amar no como tú deseas ser amada. El príncipe con el caballo blanco y el pelo perfecto no existe, pero uno aspira a tener a alguien a su lado que haga de la vida un momento más especial. Y uno sale, explora, y si no funciona, vuelve a cambiar su estatus a “soltera” y a esperar una próxima oportunidad para encontar a esa persona a quien amar y que ame a uno.

Regreso a la aseveración inicial: nadie te va a amar como tú quieres que te amen. ¿Acaso esto será cierto? ¿Es por esto que uno se enfrasca en una búsqueda que parece, en muchas ocasiones, eterna, porque nos empeñamos en dar con una persona que nos brinde el amor que nosotros queremos sentir? ¿Y qué pasa cuando uno se va acercando a las edades de peligro —30 en adelante— (obviamente, yo no estoy en ese renglón porque tengo 18 años)? ¿Debemos aceptar que nadie nos va a querer como nosotros queremos ser queridos y nos debemos aferrar a lo poquito que queda disponible (personalmente pienso que, desde un punto de vista matemático, no todo el mundo tiene / va a tener pareja a lo largo de su vida. Es… imposible)? ¿Acaso debemos aceptar que nadie nunca nos amará como deseamos?

Yo no sé la respuesta. Generalmente no soy una persona conformista. Sólo soy alguien con horóscopos muy malos.

Luz,

P.

Una respuesta to “Horóscopo 2011”

  1. SSS octubre 11, 2010 a 5:25 pm #

    Preguntas: “¿Acaso debemos aceptar que nadie nunca nos amará como deseamos?” Pero, realmente sabemos qué deseamos??? Lo digo como mujer, pero creo que muchos hombres se sienten igual. Realmente sabemos qué queremos o lo que decimos desear es la idea que nos han vendido las revistas, los libros y la tv??
    Una vez una chica me dijo: yo quiero a alguien que me respete y me valore (ojo, ella ya está picando la crisis de los 30’s aunque solo tiene 26). Me sonó tan de novela que no pude menos que responderle: Pues yo quiero alguien que me emocione tanto que no pueda quitarle las manos de encima ni él me las pueda quitar a mí. Para el resto de lo que conlleva una relación puedo manipularlo (o negocear). Ella me miró con espanto. No me importó: yo sé lo que deseo.😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: