El lenguaje doméstico

19 Sep

Hola, lenguas (wow, no puedo dejar de sentirme como una especie de Lady Gaga saludando a sus monstritos). Este verano estuve de viaje en un país del mal llamado (gracias Said por la aclaración) “medio Oriente”. Quizás otro día les cuento cómo me fue, cómo es que suena el llamado a la oración de la mezquita, cuántas veces me dio diarrea y dónde se puede comer el mejor pan con queso del mundo por sólo $2.50. Pero hoy quisiera compartir algo que me vino a la mente cuando escuché una impactante / traumática noticia: los alegados mensajes de texto que Jorge de Castro Font envió a su ex pareja.

Para muestras, sólo varias frases bastan (citado de http://www.primerahora.com/XStatic/primerahora/docs/espanol/100913mocionde_castrofont.pdf por si no me creen):

– “Contesta tu [sic] no eres la

más braba [sic] no tengo

miedo nunca te hice

dano [sic] exageraste

en la corte con la

puerca de tu prima [sic]

mai no tengo miedo…”

– “Meteme [sic] preso embustera

Yo te amo”

– “Yo se [sic] q tu [sic] quieres

tratar otra vez por yo soy

tu coqui [sic]”

La primera vez que escuché esto no hice más que reírme, porque, en verdad, da risa. Después, me dio horror. Por último, me desconcerté: ¿por qué alguien quiere compararse con un coquí?

Pero, más que nada, ¿por qué el lenguaje doméstico dista tanto del lenguaje público / oficial?

Volviendo a mi —un tanto— largo viaje que mencioné al principio, un hombre me dijo (y recontra afirmó) que en ese país el lenguaje de la calle es el mismo que el que se lee en los libros y se enseña en los salones de clase. Aunque suena un poco “sí, ajá”, el idioma en esta hermosa tierra tiene una historia interesante y particular que permite confirmar esta aseveración. Sin embargo, cuando escuché eso lo primero que pensé fue “vaya, en Puerto Rico ésta no es la norma”. Y la situación de los mensajes de texto de Castro Font lo aseguran.

En Puerto Rico, el idioma es la entidad —por ponerle un nombre— que más se maltrata. Los acentos son como el pavo de thanksgiving: sólo aparecen en ocasiones especiales. Pero, más allá de cuestiones ortográficas, el lenguaje que se utiliza en la calle es totalmente distinto que el que se usa en contextos más formales. ¿Por qué? Bueno, no sé. Algunos podrían decir que es por diferencias sociales, económicas o de educación. Sin embargo, esto no es del todo cierto, y yo soy el mejor ejemplo. Yo me muevo —para bien o para mal— en círculos “académicos”, pero cuando hablo con B soy medio (por no decir bien) “calle”.

Lo único que se me ocurre es que, contrario de los contextos académicos en los que un idioma “claro” y “neutral” es apreciado y buscado, para que el idioma exprese lo que sentimos, lo que nos molesta, los que nos enchula y nos recontrajode es unos exprese  tenemos que decostruirlo, reinventarlo, domesticarlo. Adaptamos palabras de canciones, de películas, de lo que dice la abuela con inicios de alzheimer, de Héctor el Father —pre Dios— y de Maripily. Es entonces que conseguimos aquella palabra o frase que nos ayuda a comunicarnos en el plano terrenal. Porque cuando uno dice “ese tipo”, “mira mai”, “vaya papá” sentimos cómo, poco a poco, se va aflojando la falda de hilo de Kress (para el look profesional) y conectamos con lo que queremos decir. El lenguaje doméstico carece de vueltas, de adornos dilatadores o rodeos. Va directo al grano, sin bull shit. Por eso es más efectivo decir “mai no tengo miedo” que “mi amor, no temo lo que suceda”.

Por eso sorprende y no sorprende el lenguaje de Castro Font. Ese es el tipo de lenguaje que lo expresa, que lo comunica con su núcleo. ¿Alguien esperaba algo más de él?

Yo esperaba que pusiera acentos.

Lo que aún no entiendo es su comparación con el coquí.

¿Ideas?

Luz,

P.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: